Parque Natural Cabo de Gata – Níjar

El Parque  Cabo de Gata-Níjar ocupa parcialmente los términos municipales de Almería capital, Níjar y Carboneras.

Es un gran Parque  Natural con una extensión terrestre de 38.000 hectáreas y un franja marina de una milla de anchura, con 12.000 hectáreas. Posee entorno a 50 km de costa acantilada  que no ha sufrido la más mínima degradación medioambiental.

El Parque Natural Cabo de Gata-Níjar,  tiene además de salvajes acantilados con espectaculares vistas, playas naturales paradisiacas  como las afamadas playas de Mónsul y<a href="http://www propranolol online uk.cabogataalmeria.com/Cabo-Gata/Playa/Genoveses-Playa-San-Jose-ruta.html”> Genoveses o playas urbanas que  poseen  todos los equipamientos y que están en condiciones inmejorables, distinguidas con la bandera azul. Además para los más osados,  el parque tiene reservadas multitud de calas bonitas a las que se puede acceder con un poco más de esfuerzo descendiendo por terrenos rocosos o haciendo la travesía en pequeñas embarcaciones.

Claves fundamentales para entender y disfrutar de la belleza y riqueza  del parque son su flora endémica, vegetación como palmitos, esparto, especies de agave o  azufaifos,  propia de un clima semiárido único en Europa y un paisaje de gran variedad geológica producto del  vulcanismo con; coladas de lava, domos o playas fósiles.

El ecosistema marino del parque es otro de sus puntos fuertes , con aguas cristalinas que a la vista nos parecen turquesas, alberga un  fondo marino variado, con extensas praderas  del alga posidonia que dan refugio  gran variedad de peces, moluscos, cangrejos etc. Bucear en estas cálidas aguas es una sensación inolvidable.

Si bien la fauna terrestre es similar a otros puntos del mediterráneo, existe alguna particularidad en reptiles (Lagarto ocelado y víbora hocicuda) y sobretodo  en aves, ya que  en las salinas de Cabo de Gata se concentran multitud de aves de gran interés ornitológico que pueden ser avistadas en alguna de las casetas que hay dispuestas.

El rastro humano del parque es otra de las cosas que le aportan singularidad, porque no deja de hablarnos de su pasado árabe; aljibes, norias, alfarería o  torres defensivas y de vigilancia que fueron ideadas para frenar a los piratas berberiscos. Claro, que todavía encontramos vestigios más remotos en fenicios y romanos  con  sus factorías de salazón de pescado u otros talleres

Curioso será conocer la  historia más cercana del Parque  Natural a  través de los rastros visibles  por ejemplo:  los molinos harineros  que salpican el parque como testimonio del latifundio cultivado de trigo y cebada que fue  a principios del siglo XX  o las interesantes estructuras mineras que se generaron en Rodalquilar cuando empezó a  extraerse  oro en 1925.

En los últimos años han ido surgiendo diseminados a lo largo del parque alojamientos rurales y  establecimientos hosteleros   con una clara idea de negocio, respetuosos con el medioambiente y participes de la  filosofía  de belleza sin artificios que inspira el Parque. Esta oferta de calidad  está atrayendo a un turismo capaz de  disfrutar del encanto de hospedajes pequeños o medianos, con trato familiar y decorados refinadamente o de degustar lo más exquisito que puede ofrecer una tierra como son sus propios productos, en este caso las excelentes verduras y pescados.

Entre los reconocimientos que acumula este  Parque Natural  están; Humedal de Importancia Internacional –RAMSAR 1989, Reserva de la Biosfera UNESCO 1997, Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo –ZEPIM 2001, Geoparque 2001, Lugar de Interés Comunitario, Unión Europea -L.I.C 2006.

La sostenibilidad está presente en el parque y existe un creciente número de personas dispuestas a proteger mediante acciones de difusión- información o reclamación legal, las figuras ecológicas de protección que le han sido otorgadas a éste singular  Parque.  Por tanto las actividades que se llevan a cabo tratan de respetar  este condicionante sin perder la variedad: buceo, snorkel, kayak, cicloturismo, excursiones a caballo… en todo caso la ubicación del Parque  cercana a diversos puntos de interés turístico,  es ideal para realizar escapadas a zonas próximas con visitas interesantes o  más actividades recreativas, así: los poblados del oeste, los karst de yeso de Sorbas o la capital de Almería a unos pocos kilometros.

Por último y para ver hasta qué punto es recomendable visitar este parque, decir que en los últimos años prestigiosos medios de comunicación como el New York Times o editoriales especializadas como la Guía Lonely Planet han destacado este parque sobre otros  lugares del Mediterráneo, elevándolo a la categoría de paraíso.